Creo que la vida sirve sólo para recordar la propia infancia.

— Umberto Eco —