Me gusta divagar; no hay cosa más agradable ni más útil.

— Anatole France —