No hay forma de luchar contra lo que es forzoso

— Sófocles —