El que guarda silencio no declara contra sí mismo.

— Aldous Huxley —