La cosa más difícil es conocernos a nosotros mismos; la cosa más fácil, hablar mal de los demás

— Epicteto —