El demonio está sobre la lengua del que murmura.

— Blaise Pascal —