El hoy es discípulo del ayer.

— Publilio Siro —