Las buenas palabras son bondades vanas que no exigen sacrificio alguno y se agradecen más que las bondades de hecho

— Carlos Ruiz Zafón —