Cuando las deudas no se pagan porque no se puede, lo mejor es no hablar de ellas y barajar.

— Camilo José Cela —