La naturaleza vuelve a los hombres elocuentes en las grandes pasiones y en los grandes intereses.

— Voltaire —