El hombre es aire y sombra solamente (Estobeo, IV 34, 52).

— Sófocles —