La democracia necesita de la virtud, si no quiere ir contra todo lo que pretende defender y estimular.

— Juan Pablo II —