Son distintas la aguas que cubren a los que entran al mismo río.

— Heráclito —