La risa es satánica, por lo tanto, es profundamente humana.

— Charles Baudelaire —