No se desprecia a todos los que tienen vicios, pero sí a los que no tienen ninguna virtud.

— François de La Rochefoucauld —