No permitas que tu memoria se enajene de las cosas que tienes, sino de las que te hagan falta.

— Marco Aurelio —