No hay que menester alas para ir a buscar a Dios, sino ponerse en soledad y mirarle dentro de sí

— Santa Teresa de Jesús —