Y el rico y el pobre, el débil y el fuerte sufren igual los dolores de la muerte.

— Voltaire —