La felicidad es la posesión de la excelencia propia de nosotros, y del poder subordinado para ello.

— Xenócrates —