Lo que llamamos «casualidad» no es más que ignorancia de las leyes físicas.

— Gottfried Leibniz —