La punta de la rama acompaña un instante al pájaro que se va.

— Jules Renard —