Después de la palabra, el silencio es el segundo poder del mundo.

— Henri Lacordaire —