Nos batimos más por nuestros intereses que por nuestros derechos

— Marlene Dietrich —