La esperanza y el temor son inseparables y no hay temor sin esperanza, ni esperanza sin temor.

— François de La Rochefoucauld —