Prefiero cárcel con la cabeza alta, que mirar al suelo sintiendo que no hice nada

— Pablo Hasél —