El mundo está harto de estadistas a quienes la democracia ha degradado convirtiéndolos en políticos

— Benjamín Disraeli —