No con quien naces, sino con quien paces.

— Proverbio —