... Apelando a la prudencia según ese libro de la cobardía cuyo autor se llama sentido común.

— Oscar Wilde —