El muerto al hoyo y el vivo al bollo.

— Proverbio —