¡Hay que ver! ¡Cuántos amores espléndidos he soñado!

— Arthur Rimbaud —