Las pequeñas acciones de cada día son las que hacen o deshacen el carácter.

— Oscar Wilde —