No pretendas ser bravo cuando basta ser inteligente

— Paulo Coelho —