Ama a tus padres, si son justos y honestos; en caso contrario, sopórtalos.

— Publilio Siro —