Sólo cuando baja la marea se sabe quién nadaba desnudo

— Warren Buffett —