Llegué a un punto en que conocí que tenía que resolver.

— Agnes Martin —