No confíes tu secreto ni al más íntimo amigo; no podrías pedirle discrección si tú mismo no la has tenido
Ludwig van Beethoven

Frases de Ludwig van Beethoven - No confíes tu secreto ni al más íntimo amigo; no podrías pedirle discrección si tú mismo no la has tenido

Más Frases


Vivir, aprender, amar... las cosas importantes de la vida
Larry Page
Mira bien que no hay cosa en todo el universo, grande ni pequeña, que si miras su principio, su naturaleza y propiedad y fuerza, no te ponga en camino para considerar las maravillas de Dios.
Juan Luis Vives
Deberiáis dar a vuestros hijos un poco de crédito, como en las tarjetas de crédito. Todos estos chavales van a conseguir un montón de dinero, no os tenéis que preocupar
Larry Page
Es absolutamente imposible encarar problema humano alguno con una mente carente de prejuicios.
Simone de Beauvoir
La soberanía no puede ser representada por la misma razón de ser inalienable; consiste esencialmente en la voluntad general y la voluntad no se representa: es una o es otra. Los diputados del pueblo, pues, no son ni pueden ser sus representantes, son únicamente sus comisarios y no pueden resolver nada definitivamente. - El Contrato Social
Jean-Jacques Rousseau
No hay tampoco libertad si la capacidad de juzgar no está separada de la capacidad legislativa y de la ejecutiva.
Montesquieu
En mis principios no entra causar males sino cortarlos.
Manuel Belgrano
Acostumbrarse a la felicidad es una gran infelicidad
Publilio Siro
Las personas crecen a través de la gente. Si estamos en buena compañía, es más agradable.
John Lennon
Tendemos a desconfiar increíblemente de nuestras percepciones cuando ya son pasado y no se ven confirmadas ni ratificadas desde fuera por nadie, renegamos de nuestra memoria a veces y acabamos por contarnos inexactas versiones de lo que presenciamos, no nos fiamos como testigos ni de nosotros mismos
Javier Marías