Desde la infancia me veía obligado a concentrar mi atención más allá de mí mismo. Esto me causaba mucho sufrimiento, pero, tal y como lo veo ahora, fue una bendición disfrazada, puesto que me enseñó a apreciar el valor inestimable de la introspección a la hora de preservar la vida, y como modo de progresar.
Nikola Tesla

Frases de Nikola Tesla - Desde la infancia me veía obligado a concentrar mi atención más allá de mí mismo. Esto me causaba mucho sufrimiento, pero, tal y como lo veo ahora, fue una bendición disfrazada, puesto que me enseñó a apreciar el valor inestimable de la introspección a la hora de preservar la vida, y como modo de progresar.

Más Frases


No dediques mucho tiempo a los deportes; porque mientras refrescan al hombre preocupado hacen preocupar a los hombres frescos.
Thomas Fuller
El que canta, reza dos veces.
Agustín de Hipona
En la prueba. Injertos de órganos sin discriminar edades jamás les darán resultados en exacto éxito. Aún una década necesita la manera que no será luego la manera será porque será el plástico artificial que ya lo tienen
Benjamín Solari Parravicini
El niño es realista; el muchacho, idealista; el hombre, escéptico, y el viejo, místico.
Goethe
Hay que mirar al dinero con desprecio, pero nunca perderlo de vista.
Anónimo
¿Por qué he de quedarme aquí en Jamaica si lo único que quiero es fumarme este peta tranquilo sin que me detengan violentamente?
Bob Marley
La naturaleza ha hecho de tal momo a las mujeres que no deben actuar según principios, sino de acuerdo con sentimientos.
Georg Christoph Lichtenberg
La ignorancia es la madre de la maldad y de todos los demás vicios.
Galileo Galilei
El entusiasmo de un converso hacia su nueva religión, es mayor que el de la persona que nació en esa fe...
Mahatma Gandhi
Atiende tu propio negocio. Conserva tu empleo, pero comienza a adquirir activos verdaderos, no pasivos ni efectos personales que no tienen valor real una vez que están en tu casa. Un automóvil nuevo pierde casi el 25% del precio que has pagado por él, en el momento de sacarlo de fábrica.
Robert Kiyosaki