Con la misma indiferencia que corren las aguas por los ríos y pasa el viento del desierto, así un nuevo día se ha ido de mi existencia. Hay dos días por los cuales mi corazón jamás ha languidecido: ese que no ha llegado aún y ese que ya pasó
Omar Jayam

Frases de Omar Jayam - Con la misma indiferencia que corren las aguas por los ríos y pasa el viento del desierto, así un nuevo día se ha ido de mi existencia. Hay dos días por los cuales mi corazón jamás ha languidecido: ese que no ha llegado aún y ese que ya pasó

Más Frases


Es más deseable cultivar el respeto al bien que el respeto a la ley
Henry David Thoreau
Acuérdate de esto: cumplir el deber no tiene más mérito que lavarse la cara. No basta cumplirlo, pues el deber se impone. La única cosa que vale es amarlo.
William Somerset Maugham
La materia existe sólo como atracción, repulsión: atracción y repulsión son materia.
Edgar Allan Poe
Cuando una mujer vuelve a casarse es porque detestaba a su primer marido. Cuando un hombre vuelve a casarse es porque adoraba a su primera mujer. Las mujeres prueban suerte, los hombres arriesgan la suya
Oscar Wilde
Entreveía la posibilidad de helenizar a los bárbaros, de atizar a Roma, de imponer poco a poco al mundo la única cultura que ha sabido separarse un día de lo monstruoso, de lo informe, de lo inmóvil, que ha inventado una definición del método, una teoría de la política y de la belleza.
Marguerite Yourcenar
La vida no nos debe nada. Tal vez, si no tenemos presente esta pequeña verdad, nos conduciremos como si la vida nos pagara una deuda atrasada
Noel Clarasó
Leningrado, Ucrania y Crimea en primer lugar; y Moscú antes del invierno
Adolf Hitler
Un buen gobierno no está asegurado por la liberalidad de sus principios, pero sí por la influencia que tiene en la felicidad de los que obedecen
José de San Martín
La diabetes es demasiado lenta para acabar con los ricos.
Gabriel García Márquez
Me siento sólo y culpable de haber sobrevivido
Enzo Ferrari