El gesto del profesor valió más que la propia nota de diez que le dio a mi redacción. El gesto del profesor me daba una confianza aún obviamente desconfiada de que era posible trabajar y producir. De que era posible confiar en mí, pero que sería tan equivocado confiar más allá de los límites como era en ese momento equivocado no confiar.
Paulo Freire

Frases de Paulo Freire - El gesto del profesor valió más que la propia nota de diez que le dio a mi redacción. El gesto del profesor me daba una confianza aún obviamente desconfiada de que era posible trabajar y producir. De que era posible confiar en mí, pero que sería tan equivocado confiar más allá de los límites como era en ese momento equivocado no confiar.

Más Frases


Ayer lloraba por verte, Llorona, y hoy llore porque te vi
Chavela Vargas
Son cómicas las lamentaciones del gringo industrial, ex proletario que viene a hacer la América.
Rafael Barrett
La estrella de rock defendiendo el capitalismo, a veces me escucho a mí mismo y no puedo creerlo. La ayuda es sólo un parche, el comercio y el emprendimiento capitalista sacan a mucha más gente de la pobreza, por supuesto
Paul David Hewson
¡Ese es Trotsky! Siempre fiel a sí mismo; se revuelve, estafa, posa a la izquierda y ayuda a la derecha (Carta a I. Armand).
Lenin
Hay ciertas cosas que no haré frente a mi hija, o no dejare que ella sepa.
Eminem
Los conocimientos científicos nos dan una imagen nueva del ser humano. Destronado de sus pretensiones de «centro del mundo», encuentra una dignidad nueva. Se sitúa muy alto en la escala de seres organizados de la naturaleza. Allí lo ha conducido esa prolongada gestación en la cual están comprendidos todos los fenómenos cósmicos.
Hubert Reeves
Hay una puerta. ¿A dónde va? Se queda donde está, me parece
Terry Pratchett
Nos enseñan que debemos culpar a nuestros padres, hermanos, a la escuela, los maestros pero nunca a nosotros. La culpa nunca es nuestra. Pero siempre es culpa nuestra, porque si queremos cambiar debemos hacer el esfuerzo.
Katharine Hepburn
Una convicción nunca se acaba, hay que llevarla al abrevadero
Elias Canetti
Siempre la fortuna es propicia a los fuertes
Terencio