Cuando algo nos desagrada es mucho más fácil criticar y censurar que tratar de comprender el punto de vista del prójimo. Con frecuencia es más fácil encontrar defectos que pronunciar elogios. Es más fácil hablar acerca de lo que uno quiere que de lo que quieren los demás. Y todo es así.
Dale Carnegie

Frases de Dale Carnegie - Cuando algo nos desagrada es mucho más fácil criticar y censurar que tratar de comprender el punto de vista del prójimo. Con frecuencia es más fácil encontrar defectos que pronunciar elogios. Es más fácil hablar acerca de lo que uno quiere que de lo que quieren los demás. Y todo es así.

Más Frases


Toda propaganda debe ser popular, adaptando su nivel al menos inteligente de los individuos a los que va dirigida. Cuanto más grande sea la masa a convencer, más pequeño ha de ser el esfuerzo mental a realizar. La capacidad receptiva de las masas es limitada y su comprensión escasa; además, tienen gran facilidad para olvidar.
Joseph Goebbels
Siempre imaginé que el Paraíso sería algún tipo de biblioteca.
Jorge Luis Borges
No obstante, el pan y el vino son productos culturales importantes, realmente expresan la vitalidad del Ser Humano. Representan un conocimiento cultural, que es el fruto de la atención, la paciencia, la industria, la devoción y la laboriosa instrumentación.
Carl Gustav Jung
El dolor, no lo olvidará; pero no le oscurecerá el corazón, y le dará sabiduría
J. R. R. Tolkien
El nombre propio es el que marca la individualidad; el apellido, las relaciones sociales.
Ángel Ganivet
Un piloto es como una bombilla. Cuando se funde, se cambia.
Enzo Ferrari
El ladrón le roba al banco y el banco te roba a ti
Xhelazz
Al teatro voy a darle un padre llamado humorismo y una madre llamada poesía, de los cuales sólo puede nacer el humorismo auténtico
Enrique Jardiel Poncela
El Gran Hermano no está mirando. Está cantando y bailando. Está sacando conejos de una chistera. El Gran Hermano está ocupado en reclamar tu atención en cada momento que pasas despierto.
Chuck Palahniuk
Un triunfo sólo sienta bien a los muertos. La fortuna de un muerto está al abrigo de los reveses; hasta sus derrotas adquieren un resplandor de victoria
Marguerite Yourcenar