Tácito Raros son esos tiempos felices en los que se puede pensar lo que se quiere, y decir lo que se piensa
Raros son esos tiempos felices en los que se puede pensar lo que se quiere, y decir lo que se piensa
Tácito

Frases de Tácito - Raros son esos tiempos felices en los que se puede pensar lo que se quiere, y decir lo que se piensa

Más Frases


El misionero es el enviado del Hijo de Dios, que predica la paz, que por doquiera difunde la caridad, y que ofrece felicidad a los que lo escuchan. Sólo para sí guarda los padecimientos.
Jerónimo Usera
La percepción de lo cómico es un lazo entre los hombres.
Ralph Waldo Emerson
La humildad de los hipócritas es el más grande y el más altanero de los orgullos.
Martín Lutero
Generalmente nos inclinamos más a creer lo malo que lo bueno, a exagerarlo sin visible causa.
Carl von Clausewitz
El tiempo es un niño que juega como un niño. Yo soy uno pero contrapuesto a mí mismo soy joven y viejo al mismo tiempo.
Carl Gustav Jung
Ese lanzamiento no fue suficiente para enamorar la garganta del tercero en discordia (el umpire).
Alfonso Lanzagorta
Contra los valores afectivos no valen razones, porque las razones no son nada más que razones, es decir, ni siquiera verdades
Miguel de Unamuno
Ese que habla tanto está completamente hueco, ya sabes que el cántaro vacío es el que más suena.
Rabindranath Tagore
Nunca estoy a gusto en lo inmediato, sólo me seduce lo que me precede, lo que me aleja de aquí, los innúmeros instantes en que yo no fui: lo no nato, en suma.
Emil Cioran
En una cultura en la que prevalece la orientación mercantíl y en la que el éxito material constituye el valor predominante, no hay en realidad motivos para sorprenderse de que las relaciones amorosas humanas sigan el mismo esquema que gobierna el mercado de bienes y de trabajo.
Erich Fromm