Pero ese pretendido pacto con Dios es una mentira tan evidente, incluso en las conciencias de quienes lo pretenden, que no sólo constituye un acto injusto, sino que revela también una vil e inhumana disposición.
Thomas Hobbes

Frases de Thomas Hobbes - Pero ese pretendido pacto con Dios es una mentira tan evidente, incluso en las conciencias de quienes lo pretenden, que no sólo constituye un acto injusto, sino que revela también una vil e inhumana disposición.

Más Frases


Quien no tiene necesidades propias, mal se acuerda de las ajenas
Mateo Alemán
Después de la palabra, el silencio es el segundo poder del mundo.
Henri Lacordaire
Toda acción se realiza con vistas a un fin, y parece natural suponer que las reglas de una acción deban tomar todo su carácter y color del fin al cual se subordinan. Cuando perseguimos un propósito, parece que un conocimiento claro y preciso del propósito sería lo primeramente necesario, en vez de lo último que hubiera de esperarse.
John Stuart Mill
Paréceme, Sancho, que no hay refrán que no sea verdadero, porque todos son sentencias sacadas de la mesma experiencia, madre de las ciencias todas.
Miguel de Cervantes
Bienvenida sea cualquier crítica inspirada en un juicio científica. Contra los prejuicios de la llamada opinión pública, a la que nunca hice concesiones, mi divisa es, hoy como ayer, la frase del gran florentino: Sigue tu curso y deja que la gente hable.
Karl Marx
Sé que va a llegar un momento en el que no voy a poder seguir corriendo por el escenario, porque va a ser ridículo, sé que va a llegar el momento de parar, pero la música seguirá siendo lo mío.
Freddie Mercury
El bar es resonante como una concha marina. Todas las voces brasileñas pasan por allí.
Nélson Rodrigues
Para hacer que una lámpara esté siempre encendida, no debemos de dejar de ponerle aceite.
Teresa de Calcuta
La peor prisión es un corazón cerrado.
Juan Pablo II
Admito con el obispo Berkeley que Ser es percibir. Sólo que el percibir es un proceso variante con la evolución de nuestro espíritu
Horst Matthai Quelle