Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para aprender a callar.
Ernest Hemingway

Frases de Ernest Hemingway - Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para aprender a callar.

Más Frases


La libertad positiva implica también el principio de que no existe poder superior al del yo individual; que el hombre representa el centro y fin de la vida, que el desarrollo y la realización de la individualidad constituyen un fin que no puede ser nunca subordinado a propósitos a los que se atribuye una finalidad mayor.
Erich Fromm
Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero si no, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío.
Albert Einstein
Hubo un par de profesores que me prestaron atención, que me animaron a dibujar o a pintar, a expresarme. Pero la mayor parte del tiempo se empeñaban en que fuera un jodido dentista o un maestro. Luego, los fans se empeñaron en que fuera un jodido beatle o un Elgenlbert Humperdinck y los críticos se empeñaron en que fuera Paul McCartney.
John Lennon
Pienso: la mariposa conoce muy bien la tarea de mariposa. Tiene la vida muy bien trazada. No sabe de la angustia del hombre, que debe forjar por sí mismo el modo de su existencia
Hubert Reeves
Acaba uno por agotarse y siente que esa inagotable fantasía se agota con el esfuerzo constante por avivarla
Fiódor Dostoyevski
Mi memoria es magnífica para olvidar.
Robert Louis Stevenson
La verdad es como el agua filtrada, que no llega a los labios sino a través del cieno.
Mariano José de Larra
Sí, mis queridas madres, sabemos que por mucho que hagáis siempre hay más que hacer. Es verdad que vuestra tarea nunca se acaba. ¿De quién será, me pregunto? ¿Quién descansa el séptimo día, no siendo Dios? ¿Quién contempla su obra, cuando está terminada, y la halla buena? Al parecer el único que lo hace es el Creador.
Henry Miller
La resignación es un suicidio cotidiano.
Honoré de Balzac
Sabemos que la socialdemocracia se considera el doctor democrático del capitalismo. Nosotros, los comunistas, somos sus enterradores revolucionarios
León Trotski