Yo no me dejé arrancar el alma que traje de la calle, por eso no me deslumbró jamás la grandeza del poder y pude ver sus miserias. Por eso nunca me olvidé de las miserias de mi pueblo y pude ver sus grandezas.
Eva Perón

Frases de Eva Perón - Yo no me dejé arrancar el alma que traje de la calle, por eso no me deslumbró jamás la grandeza del poder y pude ver sus miserias. Por eso nunca me olvidé de las miserias de mi pueblo y pude ver sus grandezas.

Más Frases


El ojo del ser humano es como un microscopio que le hace ver el mundo más grande de lo que realmente es
Jalil Gibran
A menudo he dicho que hay dos tipos de actores. Los más gregarios y los más tímidos.
Al Pacino
La misma debilidad de Dios procede de su omnipotencia.
Agustín de Hipona
Rocannon sabía que aquel hombre habría dado la mitad de sus gentes y de sus esposas por librarse de su huésped extraterreno, pero que estaba atrapado en su propia crueldad: el carcelero era prisionero del prisionero.
Ursula K. Le Guin
Amo a mis perrillos, cuyos ladridos podría distinguir desde lejos y cuyo humor puedo vaticinar, igual que ellos el mío. Mis perros y los de los demás ¿no son personas?
Antonio Gala
Así es cómo hay que hablar, llamando a las cosas por su nombre: la abolición de los monopolios y de todas las otras restricciones medievales (que en Rusia forman legión) es de todo punto imprescindible para la clase obrera a fin de facilitarle la lucha contra el régimen burgués.
Lenin
Detesto más las malas máximas que las malas acciones.
Jean-Jacques Rousseau
El amor es un maldito fastidio, especialmente cuando también está unido a la lujuria.
James Joyce
No hay que confundir la sombra con el hueso; la democracia puede ser solamente una ficción que enmascare la dictadura económica
Eduardo Galeano
Más podemos conocer de una persona por lo que ella dice de los demás que por lo que los demás dicen de ella
Ralph Waldo Emerson