Yo lo he dicho ya otras veces, soy el pequeño gorrión de una bandada inmensa, a quien Perón, el cóndor que domina las alturas, enseñó a volar cerca del cielo. (27 de octubre de 1951).
Eva Perón

Frases de Eva Perón - Yo lo he dicho ya otras veces, soy el pequeño gorrión de una bandada inmensa, a quien Perón, el cóndor que domina las alturas, enseñó a volar cerca del cielo. (27 de octubre de 1951).

Más Frases


Siempre fuimos fieles a causas perdidas, dijo el profesor. El éxito para nosotros es la muerte del intelecto y de la imaginación. Nunca fuimos fieles a los triunfadores. Les servimos. Yo enseño la gárrula lengua latina. Hablo el idioma de una raza que tiene como el súmmum de su mentalidad la máxima: el tiempo es dinero.
James Joyce
BARTOLO- Los corazones van a acudir a ti en tropel
Pierre-Augustin de Beaumarchais
Entiendo que ahora pisas terreno firme, sobre el cual puedes empezar a construir... No tienes más que ponerte a ello. Y acuérdate de que tu invento también es un ideal que merece tus esfuerzos.
Henrik Ibsen
¿Quién vive más? ¿Aquél que usa heroína por dos años y muere, o quien vive con rosbef, agua y papas hasta los noventa y cinco? El primero pasa sus veinticuatro meses en la Eternidad. Todos los años del come-rosbef sólo los vive en el tiempo.
Aldous Huxley
Fortuna... La perversa no soy yo, que -ciega- extiendo la mano indiferentemente a quien se me presenta, claro u oscuro, sino quien así los hace y quien así los deja y me los envía
Giordano Bruno
Mítin de de UPyD para las elecciones generales de 2011. 13 de noviembre de 2011.
Rosa Díez
Y mis padres por fin se dan cuenta de que he sido secuestrado y se ponen en acción inmediatamente: alquilan mi habitación.
Woody Allen
Cuando era niño nunca fui muy listo tocaba el piano como un animal yo se que algunos piensan que soy mixto pero yo tengo personalidad.
Charly García
Los hábitos son la corrupción de nuestra naturaleza.
Ugo Foscolo
El único animal capaz de reírse de si mismo es el ser humano. No tiene ningún mérito: es el único que da motivos para ello.
Jaume Perich