Conserva bien lo tuyo y no codicies lo ajeno. Si tal haces, nada podrá impedirte el ser dichoso
Epicteto

Frases de Epicteto - Conserva bien lo tuyo y no codicies lo ajeno. Si tal haces, nada podrá impedirte el ser dichoso

Más Frases


La explosión no tendrá lugar hoy. Es demasiado pronto... O demasiado tarde. No vengo en absoluto armado de verdades decisivas
Frantz Fanon
No os extrañe que el hombre se vuelva criminal cuando le degradan, aunque inocente; no os extrañe que prefiera el crimen a las cadenas cuando en una o en otra situación es alcanzado por el oprobio.
Marqués de Sade
Creo para comprender, y comprendo para creer mejor.
Agustín de Hipona
Reparad en ese pato que corre. Reparad en aquel cordero que trisca. Reparad esa cerca que huyen los animalitos.
Roberto Fontanarrosa
La propia esperanza deja de ser una felicidad cuando va acompañada de la impaciencia.
John Ruskin
Nuestro mundo civilizado no es más que una mascarada donde se encuentran caballeros, curas, soldados, doctores, abogados, sacerdotes, filósofos, pero no son lo que representan, sino solo la mascara, bajo la cual, por regla general, se esconden especuladores de dinero
Arthur Schopenhauer
De dónde viene el ser humano todos lo sabemos, a donde quiere llegar pocos lo conocen
Immanuel Kant
La más antigua de las sociedades y la única natural es la familia El contrato social 1762
Jean-Jacques Rousseau
El racismo salta a la vista porque está, precisamente, en un conjunto característico: el de la explotación desvergonzada de un grupo de hombres por otro que ha llegado a un estadio de desarrollo técnico superior. Debido a esto la opresión militar y económica precede la mayor parte del tiempo, hace posible, legitima, al racismo.
Frantz Fanon
Las doctrinas del nazifascismo, el comunismo, el nacionalismo, etc., son manifestaciones idiotas; mas quienes creen en ellas logran caldear enormemente sus corazones a través de estas creencias; y esta excitación inmediata les hace olvidar los desastres a largo plazo que son la concecuencia inevitable de semejantes creencias.
Aldous Huxley