Cuando un hombre está en el poder, necesita el consejo, el apoyo, el cariño y el aliento de sus gobernados, que han de ser sus amigos, no sus vasallos.
Leandro Alem

Frases de Leandro Alem - Cuando un hombre está en el poder, necesita el consejo, el apoyo, el cariño y el aliento de sus gobernados, que han de ser sus amigos, no sus vasallos.

Más Frases


Si vivimos juntos, juntos debemos decidir.
José Luis Rodríguez Zapatero
Nada turba los siglos pasados. No podemos arrancar un suspiro de lo viejo
Federico García Lorca
Contar los días con los dedos y encontrar la mano llena
José Saramago
Un error es tanto más peligroso cuanto mayor sea la verdad que contenga
Henri-Frédéric Amiel
Cuando las riquezas empiezan a aparecer, lo hacen con tanta rapidez, y en tal abundancia, que uno se pregunta dónde habían estado escondidas durante todos esos años de necesidad.
Napoleon Hill
Cuanto más estamos gobernados por idiotas que no tienen ningún control sobre nuestro destino, más tenemos que contar historias entre sí sobre quién somos, por qué somos, de dónde venimos, y lo que podría ser posible, o lo que es imposible. ¿Qué es una fantasía?
Alan Rickman
Todo empieza por la educación que recibimos, así es que deberíamos educar de otro modo. No comparto esa educación según la cual tú eres bueno si eres mejor que alguien, y eres malo si eres peor que otros
Jorge Bucay
Procura instruirte mientras vivas; no creas que la vejez trae consigo la razón.
Solón
Presidente – le gritaba el marqués desternillándose de risa -, sin duda esto es un designio de la providencia, es el talión, amigo mío, la ley del talión, la ley predilecta de vuestros tribunales, ¿por qué os quejáis de estar colgado así? ¿acaso no condenasteis a menudo al mismo suplicio a quienes no se lo merecian tanto como vos?
Marqués de Sade
El hombre necesita a cada paso de la ayuda de sus semejantes, y es inútil que la espere tan sólo de su benevolencia: le será más fácil obtenerla si puede interesar en su favor el amor propio de aquellos a quienes recurre y hacerles ver que lo que les pide.
Adam Smith