En nuestro país hay fanáticos religiosos que pretenden ante todo que la religión gobierne la vida: la filosofía, la política, la moral y la economía. Rechazan someterse al enemigo y también negociar con él. No quieren aceptar una solución pacífica, a menos que les produzca los mismos resultados que la propia victoria.
Naguib Mahfuz

Frases de Naguib Mahfuz - En nuestro país hay fanáticos religiosos que pretenden ante todo que la religión gobierne la vida: la filosofía, la política, la moral y la economía. Rechazan someterse al enemigo y también negociar con él. No quieren aceptar una solución pacífica, a menos que les produzca los mismos resultados que la propia victoria.

Más Frases


La opinión mía es que estos caballeros se toman y se mandan por avión a cualquier parte, e incluso por el camino los van tirando abajo.
Augusto Pinochet
Las plegarias no aran; las alabanzas no maduran.
William Blake
La belleza es una gran recomendación en el comercio humano, y no hay nadie que sea tan bárbaro o tan grosero que no se sienta herido por su dulzura.
Michel de Montaigne
Jamás es excusable ser malvado, pero hay cierto mérito en saber que uno lo es.
Charles Baudelaire
¿Qué nos aconseja para rezar más en medio de nuestras obligaciones profesionales, familiares y sociales?
Benedicto XVI
Pero la vida de ella era fría como una buhardilla, con tragaluz al norte y donde el hastío, araña silenciosa, tejía su tela en la penumbra por todos los rincones de su corazón.
Gustave Flaubert
Todos los seres humanos están hechos a base de bien y mal.
Robert Louis Stevenson
A veces podemos pasarnos años sin vivir en absoluto y, de pronto, toda nuestra vida se concentra en un solo instante.
Oscar Wilde
...en tiempos de paz hay que pensar en la guerra...
Nicolás Maquiavelo
Las doctrinas no son eternas sino en sus grandes principios, pero es necesario ir adaptándolas a los tiempos, al progreso y a las necesidades. Y ello influye en la propia doctrina, porque una verdad que hoy nos parece incontrovertible, quizá dentro de pocos años resulte una cosa totalmente fuera de lugar, fuera de tiempo y fuera de circunstancias.
Juan Domingo Perón