En nuestro país hay fanáticos religiosos que pretenden ante todo que la religión gobierne la vida: la filosofía, la política, la moral y la economía. Rechazan someterse al enemigo y también negociar con él. No quieren aceptar una solución pacífica, a menos que les produzca los mismos resultados que la propia victoria.
Naguib Mahfuz

Frases de Naguib Mahfuz - En nuestro país hay fanáticos religiosos que pretenden ante todo que la religión gobierne la vida: la filosofía, la política, la moral y la economía. Rechazan someterse al enemigo y también negociar con él. No quieren aceptar una solución pacífica, a menos que les produzca los mismos resultados que la propia victoria.

Más Frases


Veneré a Rudyard Kipling a los 13 años, lo aborrecí a los 17, lo disfruté a los 20, lo desprecié a los 25, y ahora de nuevo lo admiro bastante. Lo único que nunca pude hacer fue olvidarlo.
George Orwell
Cuando nos transformamos radicalmente, nuestros amigos, los que no se han transformado, se convierten en los fantasmas de nuestro propio pasado; su voz resuena en nuestros oídos como si viniera de la región de las sombras, como si nos oyésemos a nosotros mismos, más jóvenes, pero más duros y menos maduros.
Friedrich Nietzsche
El aire es utilísimo para la vida. Siempre que os pongáis delante de un hombre debéis recordar este aforismo: Un hombre, por mucho que valga, vale menos que el volumen de aire que desaloja
Ángel Ganivet
Ya veo al cristal del Desengaño, que soy polvo, nada y viento.
Pedro Calderón de la Barca
Tienes que tener espíritu de lucha, forzar los movimientos y aprovechar las oportunidades.
Bobby Fischer
Tu dulzura como acto. O resplandor que ata la memoria, salva de los raspajes de la noche.
Juan Gelman
¿Por qué no me dejan hablar? (a Fernando Sánchez Dragó en su programa Los fanatismos que más debemos temer son aquellos que pueden confundirse con la tolerancia
Fernando Arrabal
El ajedrez es uno de los medios que tenemos para salvar la cultura, como el latín, el estudio de las humanidades, la lectura de los clásicos, las leyes de la versificación, la ética
Jorge Luis Borges
El mundo no paga a los hombres por lo que saben. Les paga por lo que hacen o inducen a otros a hacer.
Napoleon Hill
-Eso era un enano, ¿verdad? -dijo Sybil, acunando al Joven Sam-. ¿Uno de esos profundos?
Terry Pratchett