Las lágrimas se han secado, pero nos queda la risa. La risa es más fuerte que las lágrimas, y su resultado más positivo. Reíros desde el fondo del corazón, reíros hasta que nos oigan los dueños de las tiendas de nuestra calle feliz.
Naguib Mahfuz

Frases de Naguib Mahfuz - Las lágrimas se han secado, pero nos queda la risa. La risa es más fuerte que las lágrimas, y su resultado más positivo. Reíros desde el fondo del corazón, reíros hasta que nos oigan los dueños de las tiendas de nuestra calle feliz.

Más Frases


Solo has de adquirir el poder de ayudar. Un arte que no sirve para sanar no es arte
Alejandro Jodorowsky
Es necesario buscar la flor de la amistad sobre la tumba de un perro
Ignacio Manuel Altamirano
El filósofo tiene hoy el deber de desconfiar, de mirar maliciosamente de reojo desde todos los abismos de la sospecha.
Friedrich Nietzsche
Los médicos meten drogas que no conocen en un cuerpo que conocen todavía menos.
Voltaire
Reúna hombres y mujeres, hábleles despacio y con cariño, ellos empezarán a andar por sí solos. Contemple con amor el mar. Descanse el séptimo día
Subcomandante Marcos
La humildad de los hipócritas es el más grande y el más altanero de los orgullos.
Martín Lutero
Nunca tuve intención de desmentir las falsedades que se han escrito sobre mí, ya que con eso lo único que haría es perder un tiempo maravilloso que necesito para mí misma.
Ava Gardner
Sólo el hombre obstaculiza la felicidad, destruyendo lo que en realidad pudiera ser.
John Dryden
Al final de la vida, si hay alguien allí que tenga que juzgarme, espero que lo haga en relación a si he vivido una vida honesta, no a si he leído determinado libro o si he sido bautizado. Si hay un dios al final de mis días, espero que no diga: 'Pero tú nunca has sido cristiano, así que vete en dirección opuesta al cielo
Lance Armstrong
Veo a Alvin con un hijo. Eso es lo que más quiere. —Lo veo con una mujer —dijo Rien—. Eso es lo que más echa de menos. —Lo veo arrodillado junto a la tumba de un niño —dijo María de los Muertos—. Eso es lo que más teme.
Orson Scott Card