Sólo Dios sabe cuándo podremos encontrarnos de nuevo. Estoy triste y alegre a la vez, Hamida. Estoy triste porque no te veré, y contento porque el largo camino que voy a emprender es el único que puede llevarme hasta ti. Mi corazón se quedará aquí, en el callejón, de eso puedes estar segura.
Naguib Mahfuz

Frases de Naguib Mahfuz - Sólo Dios sabe cuándo podremos encontrarnos de nuevo. Estoy triste y alegre a la vez, Hamida. Estoy triste porque no te veré, y contento porque el largo camino que voy a emprender es el único que puede llevarme hasta ti. Mi corazón se quedará aquí, en el callejón, de eso puedes estar segura.

Más Frases


Que cada hombre y mujer que amen la libertad y el ideal anarquista, lo propague con empeño, con terquedad, sin hacer aprecio de las burlas, sin medir peligro, sin reparar en consecuencias; y manos a la obra camaradas y el porvenir será para nuestro ideal libertario.
Ricardo Flores Magón
El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir.
Albert Einstein
Una fuerte convicción forma a los héroes como a los fanáticos.
Lucas Alamán
Desnuda que no hay un ingenuo que vista una flor, sería como taparle la hermosura
Ricardo Arjona
No existe nada bueno ni malo; es el pensamiento humano el que lo hace aparecer así.
William Shakespeare
Lo peor es un enemigo tonto. Un enemigo inteligente, si también lo somos, no deja de apreciarnos por ello y combatirá siempre con nobleza contra nosotros.
Oscar Wilde
Yo no estoy atado a la guitarra, la guitarra me ha librado y ha sacado mi personalidad afuera; Yo sin la guitarra sería un introvertido para toda la vida, ya que no tengo otra forma de expresión que no sea la guitarra.
Paco de Lucía
El hombre, desde que nace hasta que muere, es una máquina de romper juguetes
Amado Nervo
Defendamos el derecho a la objeción de conciencia de los individuos y las instituciones, promoviendo la libertad y el respeto de todos.
Benedicto XVI
No me gusta esa educación según la cual tú tienes que pelearte por superar a los demás y no por superarte a ti mismo
Jorge Bucay