El amor le pareció curiosamente semejante a algo... ¡A la comida! Sentimos su fuerza mientras está en la mesa, luego en el estómago, a continuación en la sangre de otra forma, hasta que se transforma en células. Estas células se renuevan con el paso del tiempo sin que queden huellas de las mismas.
Naguib Mahfuz

Frases de Naguib Mahfuz - El amor le pareció curiosamente semejante a algo... ¡A la comida! Sentimos su fuerza mientras está en la mesa, luego en el estómago, a continuación en la sangre de otra forma, hasta que se transforma en células. Estas células se renuevan con el paso del tiempo sin que queden huellas de las mismas.

Más Frases


Loco no es el que ha perdido la razón, sino el que lo ha perdido todo, todo, menos la razón.
Gilbert Keith Chesterton
Soy optimista. Ya no veo gente aceptando pensamientos incoherentes en el mundo. El cambio no está en que la gente ya no dice cosas estando desinformada. El cambio está en que si tienes poder y dices cosas estando desinformado, hay gente ahi afuera con suficiente voz que te pondrá en tu lugar por haberlo hecho.
Neil DeGrasse Tyson
La mayor parte de los hombres, incluso en este país relativamente libre, se afanan tanto en innecesarios artificios y labores absurdamente mediocres, que no les queda tiempo para recoger los mejores frutos de la vida
Henry David Thoreau
Los agujeros negros son los lugares del Universo en donde Dios dividió por cero.
Steven Wright
Otro demérito de los falsos problemas es el de promover soluciones que son falsas también. A plinio (historia natural, libro octavo) no le basta observar que los dragones atacan en verano a los elefantes: aventura la hipótesis de que lo hacen para beberles toda la sangre que, como nadie ignora, es muy fría.
Jorge Luis Borges
El oportunista que no sirve para nada siempre hechiza a la chusma.
Eurípides
Los políticos honrados se quitan de en medio cuando cae sobre ellos la sospecha.
Antonio Gala
Un libro es un espejo que pasea por una gran avenida.
Stendhal
Muy frecuentemente las lágrimas son la última sonrisa del amor.
Stendhal
Un hombre con una idea nueva es un loco hasta que la idea triunfa
Mark Twain