El castigo del embustero es no ser creído, aun cuando diga la verdad.
Aristóteles

Frases de Aristóteles - El castigo del embustero es no ser creído, aun cuando diga la verdad.

Más Frases


No somos enemigos, sino amigos. No debemos ser enemigos. Si bien la pasión puede tensar nuestros lazos de afecto, jamás debe romperlos. Las místicas cuerdas del recuerdo resonarán cuando vuelvan a sentir el tacto del buen ángel que llevamos dentro.
Abraham Lincoln
No hay cosa más mediocre en el mundo que la posesión de una mujer, amigo mío; quien ha tenido una, ha tenido ciento: la única forma de alejar la monotonía de esos triunfos insípidos, es deberlos sólo a la astucia y únicamente sobre los restos de un tropel de prejuicios vencidos pueden encontrarse algunos encantos.
Marqués de Sade
Somos gente generosa pero también debemos ser justos. Me asustan esas palabras tan grandes, dijo Stephen, que nos hacen infelices.
James Joyce
Durante las grabaciones de Innuendo en el ocaso de su vida atacado severamente por el SIDA dijo: escriban lo que sea que yo lo cantaré como nunca...
Freddie Mercury
Nadie es capaz de evitar el amor, y nadie es capaz de evitar que su amor se acabe.
Moliere
Si lo dieses todo, menos la vida, has de saber que no has dado nada
Henrik Ibsen
No hay nada aquí: sólo unos días que se aprestan a pasar, sólo una tarde en que se puede respirar un diminuto instante inmenso en el vivir
Silvio Rodríguez
Las canas no hacen más viejo al hombre cuyo corazón no tiene edad.
Alfred de Musset
Los que no comen del Estado sienten arder el patriotismo en sus venas, y se lanzan a la lucha.
Rafael Barrett
Si precisas una mano, recuerda que yo tengo dos.
Agustín de Hipona