Solo, con la ventana abierta a las estrellas, entre árboles y muebles que ignoran mi existencia, sin deseos de irme, ni ganas de quedarme a vivir otras noches, aquí, o en otra parte, con el mismo esqueleto, y las mismas arterías, como un sapo en su cueva circundado de insectos.
Oliverio Girondo

Frases de Oliverio Girondo - Solo, con la ventana abierta a las estrellas, entre árboles y muebles que ignoran mi existencia, sin deseos de irme, ni ganas de quedarme a vivir otras noches, aquí, o en otra parte, con el mismo esqueleto, y las mismas arterías, como un sapo en su cueva circundado de insectos.

Más Frases


La corta noche; sobre la peluda oruga, perlas de rocío.
Yosa Buson
El mejor remedio contra todos los males es el trabajo
Charles Baudelaire
Tengo más esperanzas que nunca sobre nuestro futuro. Tengo más esperanzas que nunca sobre Estados Unidos
Barack Obama
Toda historia de éxito tiene un padre que dice, 'sobre mi cadáver'. Toda historia de éxito tiene una persona de edad, que se acerca a ti y te dice, cuando se está actuando el tonto, 'usted sabe que me preocupa a veces. '
Bill Cosby
Tenemos que buscar un sistema que sea mejor que la disuasión nuclear para impedir la guerra. Pero sería una pretensión peligrosa insinuar que dicho sistema esté actualmente al alcance de Oriente y Occidente
Margaret Thatcher
Lo que defiende a las mujeres es que piensan que todos los hombres son iguales, mientras que lo que pierde a los hombres es que piensan que todas las mujeres son diferentes.
Ramón Gómez de la Serna
Es preferible el bien de muchos a la opulencia de pocos.
José Martí
Si una sola célula, en condiciones adecuadas, se convierte en un hombre en el espacio de pocos años, seguramente no puede haber ninguna dificultad para comprender cómo, en condiciones adecuadas, la célula puede, en el transcurso de incontables millones de años, dar origen a la raza humana.
Herbert Spencer
Yo nunca hablo de 'Harry Potter', porque creo que les robaría a los niños algo que es privado para ellos. Creo que demasiadas cosas se explican, por lo que no me gusta hablar de ello.
Alan Rickman
La vida es un relámpago entre dos largas noches
Amado Nervo