Allí están las ventanas que te dan un pretexto para abrir bien los brazos. Asómate al marítimo bullicio de las calles. ¿No oyes una sirena que llama desde el puerto?
Oliverio Girondo

Frases de Oliverio Girondo - Allí están las ventanas que te dan un pretexto para abrir bien los brazos. Asómate al marítimo bullicio de las calles. ¿No oyes una sirena que llama desde el puerto?

Más Frases


El segundo dato interesante sobre los ángeles, señor Mustachen, es que solo se te aparece uno en la vida.
Terry Pratchett
Tú conjuras silencios, yo conjuro palabras intentando con ellas esquivar el infierno, que no está, como dicen, debajo de nosotros, sino que nos habita. Un estado mental en el que las estrellas se nos antojan pulgas que nos pican el alma. El infierno es un hombre que dialoga con su desdicha cada día.
Beatriz Villacañas
Las malas leyes hallarán siempre, y contribuirán a formar, hombres peores que ellas, encargados de ejecutarlas.
Concepción Arenal
La ilegalidad del cannabis es horrible, un impedimento a la completa utilización de una droga que ayuda a producir la serenidad y revelación, sensibilidad y camaradería que necesitamos tan desesperadamente en este mundo cada vez más loco y peligroso
Carl Sagan
Si no puedo, por un lado, estimular los sueños imposibles, tampoco debo, por el otro, negar a quien sueña el derecho de soñar.
Paulo Freire
Antes de despedirme, felicitar a todos los barcelonistas por el reciente título de liga conseguido por mi equipo. En esta vida hay pocas cosas tan grandes como el Barcelona.
Antonio Gasset
El amor se hace más grande y noble en la calamidad.
Gabriel García Márquez
Amar como si no hubiera mañana
Chavela Vargas
Y si ya se estuvo en la nada, o en la no existencia, no es tan extraño ni grave regresar a ella.
Javier Marías
Venceréis, pero no convenceréis. Venceréis porque tenéis sobrada fuerza bruta; pero no convenceréis, porque convencer significa persuadir. Y para persuadir necesitáis algo que os falta: razón y derecho en la lucha.
Miguel de Unamuno