¡Qué fuerza tiene el alma humana! - pensó Lily; la presencia de la señora Ramsay simplificaba la complejidad de todas las cosas.
Virginia Woolf

Frases de Virginia Woolf - ¡Qué fuerza tiene el alma humana! - pensó Lily; la presencia de la señora Ramsay simplificaba la complejidad de todas las cosas.

Más Frases


-También esto- pensé- es libertad para el hombre: ¡el movimiento soberano!
Franz Kafka
Quién pudiera ostentar, como una brida, el arco iris sin par de tu mirada desde tu luz a mi negror caída
Antonio Gala
Jesús vino a la tierra para padecer...Y para evitar los padecimientos -también los terrenos- de los demás.
Josemaría Escrivá de Balaguer
(...) Y, sobre todo, el corazón está para usarlo. No lo dejes en barbecho.
Use Lahoz
Los seres humanos sufren agonías y sus tristes destinos se vuelven leyendas; poetas escriben versos sobre ellos y dramaturgos componen dramas, y el recuerdo del dolor pasado se convierte en una fuente de placer presente - tal es la extraña alquimia del espíritu.
Upton Sinclair
El poeta no cumple su palabra si no cambia los nombres de las cosas.
Nicanor Parra
La única diferencia entre un loco y yo, es que el loco cree que no lo está, mientras yo sé que lo estoy
Salvador Dalí
La gratitud es la memoria del corazón.
Anónimo
Cuéntame cómo va cayendo el sol, mientras hablas pensaré: ¡qué guapa esta! Qué suerte ser la mitad del cuento de un atardecer que observo al escucharte porque mis ojos son tu voz.
Alejandro Sanz
Ser filósofo es como cualquier otra profesión. En este caso, cobras a cambio de mantener viva una tradición importante, y si tienes suerte, puedes conseguir escribir algún libro que sea leído por los que no son filósofos. ¡Y eso es ya todo un éxito!
Jürgen Habermas