Uno puede también ir viendo la casa de otro hombre; debido a que el ojo puede llegar a lo que no puede la mano.
Xenócrates

Frases de Xenócrates - Uno puede también ir viendo la casa de otro hombre; debido a que el ojo puede llegar a lo que no puede la mano.