Mientras el hombre se tortura pensando cuáles serán las reacciones de la mujer amada, ella se tortura pensando cómo es que él tarda tanto en manifestarse
André Maurois

Frases de André Maurois - Mientras el hombre se tortura pensando cuáles serán las reacciones de la mujer amada, ella se tortura pensando cómo es que él tarda tanto en manifestarse

Más Frases


Estar solo no es nada, Mendieta. Lo malo es darse cuenta.
Roberto Fontanarrosa
Lo primero que debe hacerse es llevar a una muchacha al punto en que sólo conozca un deber: el de abandonarse plenamente a su amado, tanto como si, llena de exaltada beatitud, mendigase ese favor. Sólo entonces es cuando se pueden obtener de ella los verdaderos y grandes placeres. Y a esto sólo se llega por medio de una elaboración espiritual.
Søren Kierkegaard
Pero si al menos se fijaran en la economía de nuestro campo, habrían de reconocer que precisamente la disociación de los campesinos en burguesía y proletariado crea el mercado interior. (Respuesta a los amigos del pueblo).
Lenin
No vinimos a este mundo para ver pasar las liebres.
Doménico Cieri Estrada
Voy a salir con mi interpretación. Si me equivoco, está bien. Se convertirá en parte de los escombros de la historia, parte del dar y recibir.
Oliver Stone
¿Dioses? Tal vez los haya. Ni lo afirmo ni lo niego, porque no lo sé ni tengo medios para saberlo. Pero sé, porque esto me lo enseña diariamente la vida, que si existen ni se ocupan ni se preocupan de nosotros.
Epicuro
Todavía nos queda mucho por conocer del propio hombre; sigue siendo un misterio y lo seguirá siendo, probablemente
Alejandro Jodorowsky
El deseo de morir era la único que me importaba; por ello he sacrificado todo, aún la muerte
Emil Cioran
Debería ser cuidadoso. Es peligroso ser un hombre honesto (en El Padrino III).
Al Pacino
Debe ser posible, a corto plazo, que todo estadounidense pueda disfrutar de los privilegios de ser estadounidense sin importar su raza o color. A corto plazo, todo estadounidense debe tener el derecho de ser tratado como le gustaría ser tratado, como a uno le gustaría que trataran a sus hijos.
John F. Kennedy