Pronto cansa la altanería de una mujer hermosa; nunca aburre la de una mujer buena.
Montesquieu

Frases de Montesquieu - Pronto cansa la altanería de una mujer hermosa; nunca aburre la de una mujer buena.