Siempre me he arrepentido, que nunca tuve la oportunidad de hablar abiertamente con mis padres, especialmente con mi padre. He oído y leído tantas cosas sobre mi familia que yo ya no puedo creer en nada; todos tienen una historia completamente diferente de la última.
David Bowie

Frases de David Bowie - Siempre me he arrepentido, que nunca tuve la oportunidad de hablar abiertamente con mis padres, especialmente con mi padre. He oído y leído tantas cosas sobre mi familia que yo ya no puedo creer en nada; todos tienen una historia completamente diferente de la última.

Más Frases


..., si hubiera hecho antes las cosas de forma distinta de como ahora son, debería seguirse que fue imperfecto en algún momento, lo cual, por tanto, es falso.
Baruch Spinoza
Aunque sea cierto que la buena y la mala suerte existen, depender de ellas es una actitud muy cómoda. Sin embargo, aunque pensara así, mi dolor no disminuiría. Desde que me di cuenta de esto, me convertí en una adulta repugnante capaz de compaginar las cosas más absurdas con las de todos los días. Pero me hizo la vida más fácil.
Banana Yoshimoto
Cuidado, no sea que los velos de la gloria os impidan beber de las aguas cristalinas de esta Fuente viva. Tomad, en este amanecer, el cáliz de salvación en el nombre de Quien hace despuntar el Día, y bebed a plenitud en alabanza de Quien es el Todoglorioso, el Incomparable.
Bahá'u'lláh
Mis fracasos han sido errores de juicio, no de intenciones.
Ulysses S. Grant
La tragedia de la vejez no es que uno sea viejo, sino haber sido joven.
Oscar Wilde
Sabían que la culpa era del colegio por tratar de hacer que memorizara datos estúpidos en lugar de estimularme... De no haber sido por aquella profesora, probablemente habría acabado en la carcel
Steve Jobs
Mis nuevas canciones son un poco más maduras. Ahora sé cómo manejar a los chicos. En realidad, ni siquiera me lío con los chicos, me lío con los hombres.
Katy Perry
La ociosidad es madre de la vida padre.
Anónimo
Los niños y los locos dicen las verdades.
Proverbio
Yo también puedo sembrar la desolación; mi enemigo no es invulnerable. Esta muerte le acarreará la desesperación, y mil otras desgracias lo atormentarán y destrozarán
Mary Shelley