Hay tres clases de compañeros: unos buenos, otros malos, y otros, en fin, que no son ni lo uno ni lo otro. Debéis procurar la amistad de los primeros; ganaréis mucho huyendo completamente de los segundos; en cuanto a los últimos, tratadlos cuando os sea necesario,evitando toda familiaridad
Juan Bosco

Frases de Juan Bosco - Hay tres clases de compañeros: unos buenos, otros malos, y otros, en fin, que no son ni lo uno ni lo otro. Debéis procurar la amistad de los primeros; ganaréis mucho huyendo completamente de los segundos; en cuanto a los últimos, tratadlos cuando os sea necesario,evitando toda familiaridad

Más Frases


La muerte me obsesiona, sí lo hace. Realmente no puedo entender por qué no lo hace obsesionarse todos - Yo creo que sí de verdad, estoy un poco más fuera de él.
J.K Rowling
No te pido que me lo cuentes todo, tienes derecho a guardar tus secretos, con una única e irrenunciable excepción, aquellos de los que dependa tu vida, tu futuro, tu felicidad, ésos quiero saberlos, tengo derecho, y tú no me lo puedes negar
José Saramago
Desde nuestro punto de vista las libertades democráticas, tal como son entendidas en la Europa Occidental forman parte sustancial del concepto de democracia y se hallan indisolublemente unidas a la alternativa socialista.
Felipe González
El alma noble posee la gran cualidad de apasionarse por las cosas honestas.
Séneca
Me preguntaron si iba a cantar Kill You esta noche y que si lo hacía me arrestarían. ¿Sáben qué? Acabo de cantarla y la dedico a esa zorra hija de puta de Valerie Smith.
Eminem
Si el partido principal, sea el pueblo, el ejército o la nobleza, que os parece más útil y más conveniente para la conservación de vuestra dignidad está corrompido, debéis seguirle el humor y disculparlo. En tal caso, la honradez y la virtud son perniciosas.
Nicolás Maquiavelo
¡Hay tantas maneras de leer, y hace falta tanto talento para leer bien!.
Gustave Flaubert
Pero me ves y empiezas a creer que el estrés es aquello que viene después de verme
Kase.O
En el acto de amar, de entregarse, en el acto de penetrar en la otra persona, me encuentro a mí mismo, me descubro, nos descubro a ambos, descubro al hombre
Erich Fromm
Y un montón de solos caminando por la vida van solos y vienen solas. Pero nosotros, entendemos el blues.
Celeste Carballo