Lo único que permanece eternamente es el alma humana, el hombre creado por Dios para la eternidad. El fruto que queda, por tanto, es el que hemos sembrado en las almas humanas, el amor, el conocimiento; El gesto capaz de tocar el corazón; La palabra que a
Benedicto XVI

Frases de Benedicto XVI - Lo único que permanece eternamente es el alma humana, el hombre creado por Dios para la eternidad. El fruto que queda, por tanto, es el que hemos sembrado en las almas humanas, el amor, el conocimiento; El gesto capaz de tocar el corazón; La palabra que a

Más Frases


La muerte de Freud, según Ernest Jones, fue el incidente que causó la ruptura definitiva entre Hemholtz y Freud, prueba de ello es que en muy contadas ocasiones volvieron a dirigirse la palabra.
Woody Allen
Si tu llamas experiencias a tus dificultades y recuerdas que cada experiencia te ayuda a madurar, vas a crecer vigoroso y feliz, no importa cuán adversas parezcan las circunstancias.
Henry Miller
Será más difícil de comer que el bonito, pero después de todo, nada es fácil.
Ernest Hemingway
Los espejos y la cópula son abominables, porque multiplican el número de los hombres
Jorge Luis Borges
Este Premio Nobel significa un portaestandarte para proseguir con la denuncia de la vioiación de los Derechos Humanos, que se cometen contra los pueblos en Guatemala, en América y en el Mundo
Rigoberta Menchú
El tiempo de la reflexión es una economía de tiempo.
Publilio Siro
El era un muchacho plástico de esos que veo por ahí, con la peinilla en la mano y cara de yo no fui
Rubén Blades
El misterio del amor es más profundo que el misterio de la muerte.
Oscar Wilde
Cuando no se camina al lado de Cristo, que nos guía, nos dispersamos por otras sendas, como la de nuestros propios impulsos ciegos y egoístas, la de propuestas halagadoras pero interesadas, engañadas y volubles, que dejan el vacío y la frustración tras de sí
Benedicto XVI
No hay cosa de la que tenga tanto miedo como del miedo.
Michel de Montaigne