El amigo ha de ser como la sangre, que acude luego a la herida sin esperar a que le llamen.
Francisco de Quevedo

Frases de Francisco de Quevedo - El amigo ha de ser como la sangre, que acude luego a la herida sin esperar a que le llamen.

Más Frases


Los hombres más intelectuales como son fuertes encuentran su felicidad allí donde otros encontrarían su ruina: en el laberinto, en la dureza consigo mismos y con los demás, en el experimento; su goce consiste en vencerse a sí mismos.
Friedrich Nietzsche
Quien hace un paraíso de su pan, de su hambre hace un infierno.
Antonio Porchia
La mujer salió de la costilla del hombre, no de los pies para ser pisoteada, ni de la cabeza para ser superior, sino del lado para ser igual, debajo del brazo para ser protegida y al lado del corazón para ser amada
Talmud
Con un gran número de trazos desordenados es fácil configurar un paisaje, pero con sonidos desordenados no se compone música alguna
Georg Christoph Lichtenberg
Acaso ningún otro país, excepto Turquía, es tan poco conocido y tan mal juzgado por el resto de Europa como lo es España
Karl Marx
Yo no veo imposible que en la mitad de la vida se pueda uno dedicar unos años a estudiar otros universos y aplazar luego la fecha de jubilación
Eduardo Punset
No tememos a la muerte, tememos que nadie note nuestra ausencia; que desaparezcamos sin dejar rastro
T. S. Eliot
Hay quienes sólo utilizan las palabras para disfrazar sus pensamientos.
Voltaire
En la mayoría de los casos sólo pódemos decir que la causa de cada pequeña variación o de toda monostruosidad se encuentra más en la naturaleza o en la constitución del organismo que en la naturaleza de las condiciones circundantes
Charles Darwin
El invierno fue de los necios. Y la primavera, la primavera será nuestra.
Celeste Carballo