Hay almas que decaen como un atardecer si la luz la sorprende...
Aída Cartagena Portalatín

Frases de Aída Cartagena Portalatín - Hay almas que decaen como un atardecer si la luz la sorprende...

Más Frases


... los amores son como los imperios: cuando desaparece la idea sobre la que han sido construidos, perecen ellos también.
Milan Kundera
Abominas el nombre del diablo, y en oyéndole te santiguas, y eres tú mismo aquel diablo que aborreces.
Erasmo de Róterdam
El más elevado tipo de hombre es el que obra antes de hablar, y practica lo que profesa.
Confucio
De nada sirve al hombre lamentarse de los tiempos en que vive. Lo único bueno que puede hacer es intentar mejorarlos.
Thomas Carlyle
¿Podrá esta nación hacer el comercio exclusivo de la mitad del mundo, sin manufacturas, sin producciones territoriales, sin artes, sin ciencias, sin política?
Simón Bolívar
Prefiero querer a poder, palpar a pisar, ganar a perder, besar a reñir, bailar a desfilar y disfrutar a medir. Prefiero volar a correr, hacer a pensar, amar a querer, tomar a pedir. Antes que nada soy partidario de vivir
Joan Manuel Serrat
Cuida el orden para que el orden te cuide a ti.
Agustín de Hipona
Cuando se coloca el centro de gravedad de la vida no en la vida, sino en el más allá —en la nada— se le ha quitado a la vida como tal el centro de gravedad.
Friedrich Nietzsche
Consideremos a las dificultades como peldaños para una vida mejor.
Ludwig van Beethoven
La alfabetización no es un juego de palabras, sino la conciencia reflexiva de la cultura, la reconstrucción crítica del mundo humano, la apertura de nuevos caminos, el proyecto histórico de un mundo común, el coraje de decir su palabra.
Paulo Freire