Tu nombre era innombrable, porque había naufragado en la playa de unos labios desierto.
Aída Cartagena Portalatín

Frases de Aída Cartagena Portalatín - Tu nombre era innombrable, porque había naufragado en la playa de unos labios desierto.

Más Frases


Recuerda que cada discusión tiene al menos tres puntos de vista: el tuyo, el del otro y los de los demás
Napoleon Hill
La intuición no es una opinión, es la cosa misma.
Arthur Schopenhauer
La acción es el fruto propio del conocimiento.
Thomas Fuller
Unilateralidad significa pensar en términos absolutos, es decir, enfocar los problemas metafísicamente.
Mao Zedong
Nunca se pierden los años que se quita una mujer; van a parar siempre a cualquiera de sus amigas.
Proverbio Chino
También los pueblos tienen sus dogmas, expresiones seculares dé su espíritu.
Ángel Ganivet
Puedes tenerlo todo en el mundo y seguir siendo el hombre más solitario, y ese es el tipo más amargo de soledad. El éxito me ha traído la idolatría del mundo y millones de libras, pero me ha impedido tener la única cosa que todos necesitamos: una relación amorosa duradera
Freddie Mercury
No sé de nadie que haya hecho más por la humanidad que Jesús. De hecho, no encuentro nada malo en el cristianismo. Pero entonces añadió: El problema está en ustedes los cristianos, pues no viven en conformidad con lo que enseñan
Mahatma Gandhi
Lo que aprendí, ya lo olvidé; lo que todavía sé, lo he adivinado
Nicolas Chamfort
En efecto, algunos no se casan, porque nacieron impotentes del seno de su madre; otros, porque fueron castrados por los hombres; y hay otros que decidieron no casarse a causa del Reino de los Cielos. ¡El que pueda entender, que entienda! [Fuente: Evangelio según San Mateo 19:12.]
Jesús de Nazaret